viernes, noviembre 13, 2009

Nuestro derecho a la esperanza


Entre la avalancha de noticias relacionadas con la campaña electoral y las notas sobre delitos en la televisión. De pronto, una nota relacionada con una resolución judicial, en principio parecía ser más de lo mismo. Sin embargo, la historia era distinta. Hablaba de esperanza y alegría.
“Una resolución de la Quinta sala de la Corte de Apelaciones ordenó ayer al Hospital San Juan de Dios otorgarle de forma gratuita a Virginia Marcell Chacón (57) un medicamento vital para palear su enfermedad. El Sustent de 50 miligramos, el cual fue prescrito dentro de su tratamiento contra el cáncer metástico renal”.
Las imágenes de alegría de Virginia al enterarse de esta resolución, contrastaban con el duro diagnóstico que le entregaron. El diagnóstico no sólo la encasillaba (por la gravedad de su enfermedad) en la lista de enfermos terminales sino que, de alguna manera, la obligaba a la resignación. Principalmente porque su pensión no le daba la oportunidad para adquirir el medicamento que podría extenderle su vida por algunos años o meses. Era, su última esperanza.



0 comentarios: