sábado, agosto 30, 2008

La guia gourmet B de la Región de Coquimbo


Los mejores datos para los turistas que deseen internarse en la Región de Coquimbo (Chile). Una ardua y deliciosa investigación “in situ”, en 12 localidades de las provincias de Elqui, Limarí y Choapa.

Texto y fotografía: Rodrigo Araya Elorza

En un recorrido por la Región de Coquimbo, me propuse la sacrificada misión de registrar los más recomendables lugares para almorzar. No me refiero a restaurantes de elite, mas bien a los que podrían aliviar el bolsillo de algún turista que busca adentrarse en nuestra región, y conocer en profundidad, nuestra gente, sus costumbres y las ciudades y poblados apartados de la región.
Puedo decir a favor de esta acuciosa investigación que este listado ha sido el fruto de cinco años de experiencia, visitando mes a mes las tres provincias de la región. Y este listado al que ustedes podrán acceder, ha sido el resultado de una serie de visitas de sabores y sin sabores a un sin número de picadas en cada ciudad o pueblo, dando como resultado lo que he llamado la ruta gourmet B.

EN LA TIERRA DEL CHOAPA

Nuestros primeros kilómetros a través de la doble vía van dirigidos hacia el valle del Choapa. Aquí encontramos la ciudad capital de la más sureña de nuestras provincias, Illapel. Sin pensarlo dos veces debo mencionar que existen dos alternativas muy apetitosas y convenientes. Aunque en esta ciudad, se podría decir que hay dos posibilidades según el bolsillo del viajero.
La primera (para un público más popular) está ubicada en el cuerpo de bomberos de la ciudad de Illapel. En el segundo piso del cuartel se sitúa el restauran que posee una buena atención y lo más importante, el tradicional menú casero por al menos 2000 pesos.
La segunda opción es el “Maderos” con un menú un tanto más caro por 2800 pesos, incluye: una gaseosa, entrada de ensalada y un segundo a elección.
A su favor tiene un excelente sitio, acogedor y con un comedor y servicios higiénicos, de primer nivel. Está por la calle principal a dos cuadras de la plaza y en dirección de la cordillera.
La segunda ciudad visitada en esta provincia es: Salamanca. Aquí debo decir que no existe mucha variedad. Si bien es ciertos hay varios locales, dada la característica minera de esta ciudad, se tiene que advertir que en un gran porcentaje tienen altos precios y mala atención. Pero, como todo en la vida, existe la excepción. Se trata del “Mallacún”, ubicado a una cuadra de la plaza por calle Montepio con un menú de 1900 pesos que registra dos platos enormes y una bebida. Sólo se puede criticar lo oscuro del recinto.

EN EL LIMARI

Con nuestro estómago contento, aunque no satisfecho, nos vamos directamente a la distante localidad de Pichasca, en la comuna de Río Hurtado. En este alejado pueblo no hay otra cosa que encaminar los pasos directamente hasta el local, “Flor del valle”. Que se ubica exactamente a una cuadra de la pequeña plaza de Pichasca. Al entrar, se encontrarán con un bar y luego 3 o 4 mesas dispuestas para almorzar. El valor de esta experiencia es de 2 mil pesos por dos platos y una bebida. En ocasiones hay porotos o lentejas, hechas a la usanza campesina.
Cerrillos de Tamaya, es el siguiente punto en nuestro viaje por la ruta gourmet b de la Región de Coquimbo. Este pueblo ubicado a unos 40 kms de la ciudad de Ovalle posee sólo un dato. “La Mejicana” que se ubica en calle David León y tiene un menú casero por 2 mil pesos. El lugar, tiene sus reparos, pero si no hay más alternativa y la hora de almuerzo suena en su estómago, es el sitio.






Seguimos viaje y bordeando el embalse de La Paloma aparece la ciudad de Monte Patria. Acá hay algunas alternativas que he chequeado pero, lo más recomendable es el local llamado “Hanga Roa”, que está en calle Balmaceda. Aquí el precio está por sobre la media de las demás ciudades visitadas: 2600 pesos con una bebida. El lugar está bastante bien, aunque se critica la presencia de sólo una garzona para tantas mesas. Si está apurado, mejor vaya a las 14 horas para no encontrarse con el grueso de los comensales y evitar de esa manera las largas esperas.
En la misma comuna nos saltamos hasta la ciudad (con características de pueblo) de El Palqui. Lo mejor es ir a dos opciones que registro en mi bitácora. Si prefiere almorzar algo de comida casera. Vaya a “El recreo”, en este restauran el valor es más alto pero, incluye un postre y una bebida por 3000 pesos.
Si prefiere algo rápido y conveniente. Use el carrito ubicado frente a la plaza palquina. Allí será atendido por una simpática chica quien le servirá algún sándwich a elección. El carro cuenta con televisión y unos cómodos sillones.
Unos cuantos kilómetros muy sinuosos más hacia la cordillera, se ubica la distante ciudad de Combarbalá. Aquí existe una buena alternativa doble. Se llama “La Canelina” con un menú conveniente por unos 2500 pesos con bebida y postre. El restauran es pequeño y acogedor y la atención es rápida y amena. Además el visitante cuenta con la posibilidad de alquilar una habitación, con valores muy convenientes.

EN EL VALLE
DE ELQUI

En el mega turístico valle de Elqui, fui a la ciudad de Vicuña. En ella existen muchas alternativas para la mesa. Hay sitios baratos, medios y caros. Pero siguiendo en la misión de este reportaje que es mostrar el sector que mezcle, algo barato y semi-comodo. Sugiero, la “Picá”, de Avenida las delicias. En el restaurante hay muchas mesas para todos los gustos y es el más amplio de todos los visitados. El precio, 2300 pesos por los dos platos. Se recomienda si va acompañado, pedir una bebida de litro que sale más a cuenta.
Como a 30 minutos de Vicuña se ubica Paihuano, frente a la plaza se sitúa “Los naranjos”, cuenta con una pérgola interior y el precio de su menú de casa es de 2000 pesos con bebida.
Sigo en viaje y ahora me traslado hasta la montañesa ciudad de Andacollo. Aquí se recomienda ir a “La casona de Tomás”. El sitio es pequeño y acogedor y con buena atención. Los precios no salen de la media.
En este muy rápido viaje por la Región de Coquimbo y al igual que la canción de “Los Jaivas”, de la Cordillera al mar, nos vamos hasta Guanaqueros aquí, el rey es “El centro gastronómico El Suizo” que ofrece empanadas de marisco y ostión queso. Por valores de 1000 y 1800 pesos, le aseguro que quedará satisfecho con dos exquisitas empanadas hechas al instante.
Finalmente en Tongoy, indudablemente que el campeón es el “Sin rival” con un platillo que su propietario ha bautizado el “Cototo”. El nombre lo dice todo, incluye ensalada y pescado en gran cantidad. El local es regular pero los precios igual están entre los 2000 y 3000 pesos.
Luego de este arduo viaje que nos dejó más de un sabor agradable en la boca. Sólo me resta decir bienvenidos a todos los viajeros y aventureros que consideren las recomendaciones de este conocedor de cada rincón de los valles transversales. Buen apetito.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Your blog keeps getting better and better! Your older articles are not as good as newer ones you have a lot more creativity and originality now keep it up!