jueves, junio 05, 2008

¡Impuesto de los combustibles abajo!


Texto y fotografia: Rodrigo Araya Elorza

Nuevamente dedico líneas a tratar el mismo tema: El precio de los combustibles. Y no es por falta de temáticas de los cuales opinar, porque desafortunadamente o afortunadamente para nosotros los periodistas en Chile hay mucho tema, sino, porque la actualidad otra vez está abordando lo que la comunidad exige a gritos. Eliminar los impuestos a los combustibles.

Si analizamos el valor de nuestras bencinas y del petróleo. Casi un 50% de él es abultado por los impuestos que se añadieron en el año 1987 para paliar los efectos del terremoto de Santiago, justificándolo como una manera de incrementar los ingresos fiscales para mejorar calles y carreteras. Sin embargo, hoy cuando tenemos una gran cantidad de carreteras concesionadas estos argumentos dejan de tener valor y se debe asumir que el Estado no quiere dejar de percibir tan suculento ingreso. ¿A qué costo?

La determinación del Ministro de Economía tomada en conjunto con la Presidenta Bachellet, deja muy insatisfechos a todos quienes debemos pagar por combustibles diariamente. Para que decir aquellos cuyo sustento diario depende del valor del petróleo o gasolina.

Obviamente los valores no son manejados por el Estado sino por mercado mundial. Pero, podríamos tener precios un poco más bajos si se lograra disminuir este escalón impuesto por el fisco.

A nivel mundial el valor del crudo es un dolor de cabeza para los distintos gobiernos. Es el caso de Francia y Bélgica quienes en este mes igualmente enfrentan movilizaciones de transportistas en demanda por mejores tarifas. En Latinoamérica Chile y Uruguay son los países que tienen los combustibles más exagerados. De acuerdo a la publicación hecha por El Mercurio con fecha 31 de Mayo, nuestro país tendría ocuparía el sexto lugar en el mundo con la gasolina 95 más cara del orbe.

Al enfrentar esta seria crisis de los camiones se puede deducir que en algún instante se podrían sumarán a estas medidas de presión los automovilistas. ¿Será necesario esperar hasta ese momento para oír la demanda ciudadana?

En esta problemática existe otra arista. La de quienes viendo el valor del petróleo (hasta hace 2 meses más barato de cualquiera de las gasolinas 93,95 o 97) se compraron un vehículo diesel. Hoy el petróleo está más caro que la 93 y se acerca rápidamente a la de 97 octanos. El caso es que otra vez la clase trabajadora y media recibe los embates en sus bolsillos encareciendo su vida y haciéndola más difícil.

¿Qué esperamos? ¡Señores gobernantes, les digo, juéguensela para ser verdaderos representantes de la sociedad chilena!

¿El Ministro de Hacienda habrá jugado con autitos cuando niño?

2 comentarios:

cristian dijo...

Totalmente de acuerdo
¡Fin del Impuesto especifico para todos!
Muchos recién se están dando cuenta de que este gobierno socialista actúa con odio contra la Clase Media e intenta perjudicarla como sea (o, al menos, evita favorecerla). En su mentalidad, este gobierno prefiere joder a toda la sociedad antes que beneficiar en algo a la Clase Media.
Nunca más la Clase Media debiera votar por la Concertación. Partiendo con las elecciones municipales.

Damián dijo...

Interesante.
Solo a un lector le interesa el fin del impuesto especifico, de acuerdo a los comentarios.
Después no nos quejemos acerca de cómo estamos.