lunes, diciembre 18, 2006

Muere Pinochet y nace la nueva historia de Chile


Es curioso, ayer mi hija (13 años) me preguntó: ¿Quién fue Pinochet?
Para ella tendría que explicar que, falleció Augusto Pinochet Ugarte, el personaje más controvertido de la historia chilena, odiado por muchos y también, idolatrado por otros, a la altura de libertador de la patria. Así fue la figura de este hombre que hizo que nuestra historia cambiara a partir del 11 de Septiembre de 1973.
La historia prevista por muchos, cuando imaginaban su muerte, se ha hecho verdad. El panorama de división en el territorio nacional ha vuelto a las calles, muchos ríen, brindan y se alegran hasta las lágrimas. En tanto, los otros lo lloran a mares.
La respuesta me ha hecho pensar en la figura de este hombre de armas y en las 3 mil doscientas muertes que provocó en su afán por limpiar nuestro país, de quienes pensaron distinto. Creando una historia de sangre y fuego, que mucho le ha costado a Chile.
También con su régimen autoritario creó una de las divisiones sociales más abruptas que el país haya conocido. Igualmente debemos reconocer que gracias a la gestión llevada en los años 80 se reordenó económicamente al país. Instaurando ideas de los llamados Chicago boys. Lo que a pesar de un empobrecimiento inicial, llevó a generar una mejor condición económica para el país.
Sin duda- toda su existencia en la historia- fue marcada por hechos que cambiaron para bien o mal a nuestra patria.
Fue el primer gobierno autoritario que terminó gracias a la votación ciudadana, también fue uno de los pocos gobiernos de facto latinoamericanos que cometió crímenes fuera de su territorio a través de servicios de inteligencia ( Orlando Letelier), fue una de las primeras figuras internacionales que se intentó juzgar fuera de su país (por crímenes contra la humanidad), también el único que creó una constitución que le permitió sentarse en el Congreso, como Senador vitalicio, igualmente se le consigna en la historia como el segundo militar chileno en contar con el grado de Capitan General, al igual que Bernardo O`higgins.
No caben dudas, de que su nombre pasa a la historia Chilena. Su legado político aún es seguido por unos pocos dinosaurios que sobreviven a la modernidad.
Respecto de su enfrentamiento con la ley. Desafortunadamente debo decir que, la historia se encargará de hacer justicia, aquella que no se pudo lograr en la tierra.
Probablemente, en un Chile paralelo, se encuentre con Allende. Quizás, en otra dimensión pueda reconocer sus crímenes y pedir perdón a sus víctimas y a quienes defraudó. Sólo así su alma pueda descansar en paz.
Existe algo que no podemos negar quienes nacimos bajo la dictadura de este general y es que Chile no volverá a ser el mismo, pues a partir de hoy se escribe una nueva página de la historia, y tal vez podamos dar vuelta a la anterior y poder volver a ser un país renovado y mirando al futuro…sin miedo.

1 comentarios:

Omar Orellana dijo...

Bueno, objetiva tu visión. Aunque más que nada hay que reconocer que Pinochet marcará la Historia de este país como un dictador cruel, asesino y totalitario que tuvo el logro económico de crear una sociedad donde las brechas son cada vez más marcadas. Pobres más miserables y ricos más poderosos.