jueves, julio 13, 2006

Se va el mundial y nosotros al potrero


Rodrigo Araya Elorza

¡Y se nos va el mundial…! con sus estadios verdes como mesas de villar y su fútbol del primer mundo. Nuevamente chocamos con la triste realidad de nuestras miserias deportivas, con un juego lento y robótico, con estadios que se caen a pedazos y camarines que dan vergüenza.
Pero así es la ruda realidad del fútbol chileno.
En verdad invito a comparar la velocidad de nuestros equipos (sólo miren los de la primera A, por favor) y verán de que hablo.
¿Cuándo habrá seriedad en nuestros equipos y dirigencias deportivas?
Lo cierto es que cuando dicen que el deporte no es una inversión sino, un gasto sin retorno, es un indicativo de que algo anda mal. Si bien es cierto, los niveles de ingresos de ciertas comunas, como las de nuestra región, no dan para poder hacer estadios de nivel mundial podría alcanzar por ejemplo, para reparar una gradería. Y hacer más dignos nuestros campos deportivos.
Lo lamentable es que el problema radica en los dos sectores que tradicionalmente han sido postergados por los municipios de nuestra región: La cultura y el deporte. Invitados pobres a las iniciativas reales de las alcaldías y los consejos municipales. Sin embargo, las primeras en relucir a la hora de hacer campañas para seducir al electorado.
Quizás, cuantos potenciales talentos deportivos hoy juegan en polvorientas canchas de fútbol de nuestra región, sin tener un futuro más concreto que ir a cortar las uvas en la temporada de cosecha.
No voy a decir que se construyan estadios y pistas atléticas con el excedente del cobre, ni a mencionar que se debería hacer una protesta de zapatos caídos en el fútbol profesional (imitando a los estudiantes). Mas bien, sugiero que esta es una cuestión que involucra a todos los segmentos de nuestra sociedad, entiéndase, Estado y ciudadanía.
En este sentido, los grandes conglomerados económicos debieran de considerar hacer aportes a mejorar las condiciones del deporte local. No por un afán solidario sino económico publicitario, el que sin duda sería conveniente para sus bolsillos e imagen.
En cuanto al otro actor, el Estado, se sabe que hay un esfuerzo a través de Chiledeportes, institución que ha hecho una serie de mejoras tanto para deportistas top como para sectores desposeídos. Incluso, entregando herramientas para que se hagan aportes desde el sector privado a la práctica deportiva.
En este ámbito, también es destacable la nueva iniciativa de la Presidenta de abrir 1000 escuelas a la práctica deportiva. Es una gran señal.
¿Entonces, qué falta para tener condiciones mundialeras?
Seriedad, compromiso de las dirigencias y asistir a los estadios para poder tener más Zamoranos, Salas, Carlos Caszely, entre otros tantos nombres que han representado en buena lid deportiva a nuestro querido Chile. Por ahora, estimados, nos debemos conformar con ver fútbol por la tele y los potreros en los noticiarios chilenos.


*Publicada por Diario Regional El Día (Chile) con fecha 13 de Julio 2006, sección opinión.

1 comentarios:

Rodrigo Marin dijo...

Felicitaciones por el blog esta super bien,, .
No me gusta el Futbol para nada pero encuetro tu comentarios muy acertados e interesantes.
Rodrigo Marin.